21 jul. 2017

Cartas de amor en el hall

Y te extraño si, te extraño más cada día que pasa con cada parte de mi ser, o de lo que queda de él. Te extraño y no puedo parar de hacerlo. No puedo parar de pensar en si vos estás igual o si soy solo yo. 

Extraño tanto todo, agarrarte de la mano, tus besos, tus caricias, extraño ir a salir a pasear con vos, que vayamos al cine a mirar lo que sea, a tomar birras y comer mucho, como de costumbre. Extraño tomar mates en el Cerrito y que comamos las galletitas ricas que cocinaste para las dos. Extraño esas risas que tanto bien nos hicieron, esos llantos que tanto nos enseñaron. Extraño tu risa y como se achinan tus ojitos cada vez que te reís. Extraño ver el espejo de tu lunar con el mío. 

Extraño que vayamos caminando de la mano por la calle por más que me ponga re mal a veces por la sociedad horrible en la que vivimos. Extraño que vayamos a tirarnos a la plaza a buscarle formas a las nubes y que dejes pasar los colectivos para volverte a tu casa solamente por quedarte un rato más conmigo. 

Te extraño tanto, si, te extraño, me extraño y nos extraño todos los días. 
Pienso en todo momento y estar acá, lejos y sola me está ayudando a hacer esa pausa que necesita mi cabeza. Pienso mucho, sabés? Pienso en una y mil cosas a la vez pero también estoy dejándome sentir tantas cosas que están saliendo afuera y en todo eso estas vos.

Pienso y siento y se que no me equivoco al pensar que te amo como siempre lo hice, que te quiero conmigo como en estos años. Solo espero que los caminos se vuelvan a juntar y podamos volver a caminar juntas y bien como hicimos mucho tiempo y que esa fortaleza sea mayor, que todos los errores nos sirvan para crecer y que nos demos todo el amor y la confianza que nos debemos y nos merecemos. 
Escribo esto solamente porque necesitaba descargarlo en este rincón que me hace ser y porque se que lo vas a leer.


Te amo, y que nos volvamos a encontrar. 



Pau.

7 jul. 2017

[...] Pero yo creo que, como especie, los seres humanos definen su realidad a partir de la tristeza y el sufrimiento. [...]