16 jul. 2016

Antes de que se hagan las doce de la noche y finalice este día y sigan siendo días comunes y corrientes sin nada especial como todos los demás, quería recordarte de aquella vez cuando era tu cumpleaños, aquel 16 de Julio de vaya a saber que año porque no lo recuerdo.
Aquella noche, después de venir de la parroquia cerca de casa por los festejos del día de la Virgen del Carmen vinimos a casa con mamá, ella agarro una tortita de carne que te había preparado, le pusimos una vela, la encendimos y yo fui con mis pequeñas manos sosteniendo esa tortita de carne tratando de que no se me cayera ni que se me apagara la vela.
Abrimos la puerta del patio y ahí estabas vos, moviéndonos la cola de felicidad al vernos a las dos ahí agachadas para saludarte y darte esa tortita como regalo de cumpleaños.
Tu alegría era enorme, saltabas y venías a nosotras a compartirla y entre caricias te dijimos lo mucho que te queríamos.
Ese es uno de los mejores recuerdos que tengo de vos y hoy, antes que termines este 16 de Julio de 2016 quería que recordáramos ese hermoso momento, vos desde donde sea que estés y yo desde acá.
Te extraño, extraño a mi mejor compañero de vida, pero se que algún día nos vamos a volver a encontrar..
Por eso, quería recordarte hoy de la mejor manera posible. Feliz cumpleaños, te amo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario