16 jun. 2015

Los mejores cambios están viniendo. Cuando uno se anima a dar un giro y caminar en una dirección a la que no se encuentra acostumbrado y junto con ellos a cambiar la manera de ver todo desde una perspectiva diferente, realmente las cosas empiezan a tornarse distintas. Y nos damos cuenta que no todo lo que pase de una manera que no es igual a la que teníamos idealizada es mala, nos sentimos mejor, y de repente las cosas buenas empiezan a llegar y a veces una tras otra; momentos que rectifican la idea de que si queremos que las cosas sea de otra manera, tenemos que buscar que se den de otra manera. 
Creo que es cuestión de voluntad propia querer que las cosas cambien cuando no nos están haciendo bien y por encima de todo, tener fuerza de voluntad para dar el primer paso para cambiar nuestro destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario