13 feb. 2014

Realmente cuesta y mucho aceptar que la persona que ocupaba ese lugar de "todo" en tu vida, ya no sea la misma de un principio.. No se como llamarle; puesto que algunos le llaman cambio, otros le llaman mostrar lo que verdaderamente son con el paso del tiempo, otros le llaman máscaras, otros le dicen distintas caras de una misma moneda, y yo realmente creo que quizás sea una mezcla de todo eso donde tiene algo fijo que es el paso del tiempo.

Días en los que estás triste y te pones a pensar, y recordás cuan distinto y bonito era todo antes, desde una palabra linda como un "linda" o una más profunda como un "te amo" a algo tan sencillo como un mensaje de los buenos días a algo tan importante como compartir las sonrisas..  Recordar todas las cosas hermosas desde las más simples hasta las más importantes en tiempos turbios, donde todas esas cosas se voltearon a cosas feas, realmente es lo peor que le podemos hacer al corazón. Y más duele porque todavía se siente ese amor por esa persona que marcó tanto tu vida, y se volvió tan importante para uno, a pesar de las malas pasadas de la vida. Y aunque esa persona piense que sentís todo lo contrario, cosa que duele más todavía, realmente todavía está ese amor verdadero y fuerte muy dentro del corazón, solo que con un poco de tristeza ahora..

Nadie puede condenar a muerte a nadie por los errores que cometa, porque nunca sabemos que nos depara la vida, y si algún día nos encontramos en esa misma situación que no supimos perdonar, y vemos que la otra persona que realmente nos importa no nos perdona tampoco, ahí es cuando vamos a entender en parte, que sintíó esa persona que nos quería tanto y no perdonamos en su momento por cometer un error. Porque si verdaderamente fue algo sin la intención de ser a propósito y vemos que esa persona realmente se arrepiente del error y nos da una disculpa sincera, es importante poder perdonar, aunque nos cueste, y vamos a descubrir que perdonar es importante. Como Dios perdona todos nuestros pecados de los que de corazón estamos realmente arrepentidos, todos podemos aprender a perdonar, porque como dice la canción de Prepárame la Cena "Pero en algún momento todos nos portamos mal.." nadie está libre de pecados, porque el único perfecto acá es Dios, no nosotros y si Dios nos perdona siempre, nosotros debemos aprender de Él y aprender a perdonar, para que nuestra alma esté más pura.

Si recordamos todas las cosas buenas que pasamos con esa persona y recordamos aún más todas las cosas buenas que dio por uno, y las veces que estuvo tanto en las buenas como en las malas, sin ser hipócritas, ahí verdaderamente vamos a hacer un examen de conciencia real y nos vamos a aludir de que lo que realmente importa es lo bueno, que siempre es lo más importante. Que de nada sirven las cosas malas para mantenerlas latentes, solo sirven para aprender a no volver a cometerlas, y si no es una, serán dos o tres, o las necesarias para aprender. Todos merecemos amor, y ser tratados bien, y más aún todos tenemos la obligación de dar amor y de tratar a los demás bien.

Podemos cambiar el mundo con las cosas más simples, lástima que estemos tan ciegos para darnos cuenta y empezar con esa revolución..

No hay comentarios:

Publicar un comentario