5 jul. 2013

Relato de andén

Conoce su destino, sabe lo que quiere, llega lo inesperado y decide sumarse a eso teniendo otro tipo de idea de como seria todo. A pesar de los infortunios que van ocurriendo, de todas esas caídas, de todas esas lagrimas que derramo y derrama, a pesar de la distancia, de estar tan cerca pero tan lejos, de esos dolores en el alma cuando se avecinan esos inestables tiempos y de la calidez de los días soleados, a pesar de siempre haber dado todo sin esperar nada a cambio mas que buen afecto, a pesar de todo eso, cuando cae, una, dos, diez, veinte, todas las que sea, Ella toma fuerzas y se vuelve a levantar y retoma su caminata y va preguntándose ya sabiendo la respuesta, que es lo que la impulsa a seguir adelante, a no bajar los brazos y a ser tan perseverante a pesar de todas las cosas. 

La caminata nunca se frena porque los relojes de la vida nunca lo hacen.. Días en los que se siente en las nubes, días en los que el Sol brilla en su alma, días en los que la alegría desborda, días en los que siente su alma en calma, días en los que aun estando nublado mantiene su optimismo, días en los que disfruta la lluvia, días en los que se siente miserable, débil y frágil aun con el sol en su cúspide, pero la caminata, por mas que pueda haber algún que otro tropezón, nunca termina.. 

Ella es aficionada por las artes, de hecho, esta transformando ese amor, en su ley y estilo de vida, ama lo que hace y no le va tan mal, planea ser exitosa y no se va a conformar con lograr lo poco. Sabe que es artista, pero no lo dice. Pero por algo lo expresa.. Y como todo artista, sabe que va a conseguir el prestigio, así como también sabe que la locura no va a evadir su vida y terminar con ella, de hecho. Tiene ese complejo con el 40, no sabe por que, y la terapia no la ayuda demasiado todavía.

Locamente enamorada, hasta el punto tal de transformarse en algo senil de carácter, dejando atrás mucho de lo que era para no perder lo que mas le importa, pero aun en realidad guardando esa fiera que tuvo que ser escondida.. En artes, la fiera interna del artista la saca el movimiento correspondiente al Fovismo o Fauvismo, como bien quisieran llamarle. Por ende, el Fovismo esta al borde del colapso, solo es cuestión de tiempo. Hay un personaje oculto que quiere salir. No lo libera todavía, pero anda con ganas. 

Decide cambiar su vida, su rumbo, no sabe si sera lo correcto, solo sabe que tiene que seguir su instinto animal y hacerlo. Camina hacia su casa, recoge sus cosas, hace las maletas y se dirige hacia la estación, coge el boleto y espera pacientemente mientras piensa y analiza si la desicion que tomo es la correcta, no quiere arrepentirse, rara vez lo hace, pero sabe que de a partir de que pise ese vagón, ya nada sera igual.. Arriba el tren a la estación, lo mira atentamente, suspira bien hondo, se para cogiendo con fuerzas sus maletas y camina hacia el tren y se sube deseosa de ir descubriendo lo que el destino y Dios le tienen preparado.. Las oportunidades en la vida, hay siempre que aprovecharlas.. Próxima parada: EL FUTURO.