15 may. 2012

Te pregunte si nunca te irías de mi lado, me respondiste que no, que nunca lo harías. Te pregunte por qué seguíamos tropezando con la misma piedra si ya sabíamos como eran las cosas, como empezaban, como seguían y como terminaban. Me contestaste que no sabías.

Te dije que tenia miedo de perderte, de que todo cambiara y una lejanía invadiera nuestras vidas, vos me respondiste que no iba a pasar eso, que solo algo muy grave tenia que pasar para que sucediera. Yo te dije que esperaba que así fuera, vos me dijiste que vos también.


Mas de una vez nos las ingeniamos para lastimarnos con lo mas letal que tiene el ser humano en su interior, las palabras; mas de una vez derramamos una lagrima pero mas de mil veces nos sacamos una sonrisa, nos dijimos algún delirio, nos demostramos el cariño que nos tenemos, o ¿Teníamos? No sé, ya no lo se realmente.

Ahora te pregunto y me pregunto.. ¿Por qué? Porque si vos me querés, y yo te quiero, ¿Por qué nos estamos alejando? ¿Por qué dejamos que el tiempo rompa todo?

No hay necesidad de que mientras escribo esto se me estén llenando los ojos de lagrimas, y no son de felicidad, son de dolor al ver que de a poco te estas yendo de mi lado, te estas yendo de mi ser, de mi vida.

Una pregunta mas, ¿Tan fácil fue acostumbrarte a no tenerme más presente en tu vida?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario