21 oct. 2011

Realidades

Hay que darse cuenta que lo que nos resulta importante, lo que nos "hace feliz", las tonterías que mas nos preocupan, las cosas que mas nos ocupan nuestro tiempo, las preocupaciones monetarias, el hecho de querer mas y tratar de conseguirlo a toda costa sin importar lo que le pase al otro. Todo eso, todo, no se compara en lo absoluto a pasar un día haciendo algo diferente, compartiendo una día con personas que tienen problemas que los hacen diferentes físicamente, pero no dejan de ser iguales que nosotros, mejores inclusive. Pero compartir aunque sea una mañana, te puede dar muchas mejores satisfacciones que las que dije primero. Pensemos un poquito y recapacitemos. Porque hay que poner los pies en la tierra, y realmente preocuparnos por lo que realmente ¡VALE LA PENA! Ocupemos nuestro tiempo en lo que realmente tendríamos que ocupar. Empecemos de a poco.