18 sept. 2011

Rachas


Todos sabemos que en la vida, hay momentos buenos y hay otros no tanto. Pero a veces por las cosas que nos pasan llegamos a pensar que lo bueno dura poco y las cosas malas parecen nunca acabarse. Será porque quizás le damos mas importancia a lo malo que a lo bueno? O que nos preocupa mas solucionar lo malo o deshacernos de lo malo para no sentirnos mal, a valorar realmente las cosas buenas?
Cuando nos casamos el cura te hace jurar bajo la Ley Divina que siempre vas a estar con esa persona en las buenas y en las malas, pero si la relación se va gastando y no estamos con esa persona cuando mas nos necesita, entonces porque juramos en vano?
Algo parecido pasa con la amistad. Al ser seres humanos, cometemos errores, a veces irremediables, como matar por ejemplo, pero hay otros que realmente no son importantes, que son pavadas convertidas en mundos de las cuales a veces después se termina olvidando por lo cual se empezó a discutir y se sigue por otras cosas que NADA que ver. En donde también hay veces que se mezclan las cosas. Y también por falta de experiencia se busca la solución mas rápida que es dejar que todo se termine arruinando, mientras que lo que vale es remarla por lo que uno quiere. Donde entre medio de todo se dicen cosas por estar enojado y salen palabras hirientes como decir que no queres ver a esa persona y preferís evitarla o decir en forma de indirecta o reproche de no mirarte por estar con una persona que realmente te de cariño que te quiere de verdad y te haga sentir importate, diciendo eso como un refriegue por toda el alma no creyendo haber leído eso, y cada vez que resuena en tu cabeza, te largas a llorar sin consuelo porque sabes bien que las cosas no son así.
Sentís que el mundo se te viene abajo cuando venís de pasar cosas feas para darle un broche de oro encima sumándole recientemente otra cosa fea. A veces te sentís inútil e inservible, llegando a pensar que realmente sos el peor error de la vida.
Tratas una y mil veces de explicar que no hay que tirar todo por la borda, que queres que las cosas estén como siempre y que necesitas de esa persona, Que ya pasaste por lo que esa persona esta por empezar a pasar, y que sabes mas por diferencia de años y de haber vivido! Si eso se nota hasta en el vocabulario. Pero todo resulta, como si le hablaras a la pared.
Pero aprendí a luchar por lo que quiero, a no bajar los brazos y a seguir remándola, pero hasta el punto en el que el cuerpo, la cabeza y la paciencia digan BASTA!  Basta Paulina cortala YA acá!
Y a toda esta racha, sumémosle las palabras HERMOSAS de un amigo, las cuales te hieren como si te dieran un balazo en el pecho, porque la gente es así. HABLA POR HABLAR sin pensar en que quizás esta hiriendo al otro, y porque quizás otra persona abre la boca para decirle que se mando una cagada importante después te pide disculpas sabiendo que eso no va a arreglar lo que lastimo porque  ya lo dijo y esas cosas de mi vida por lo menos NO SE BORRAN, NO SE OLVIDAN y mucho menos SE PERDONAN.
Si me cuesta horrores perdonar y pedir perdón, pero cuando lo hago lo hago de verdad y que no me lo valoren, eso me hace poner como loca.
Yo se que los nervios y mi demencia últimamente me están llevando a actuar sin razón, y después las cosas terminan con un brazo lastimado y con un corazón por decirlo así, roto.
Supongo que es dejar que el tiempo pase y que cure todas las heridas.. Porque será lo que tiene que ser. Y yo CONFIO en que todo va a estar BIEN.
Simplemente, necesitaba escribir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario