21 jul. 2011




"Todos nosotros tenemos adentro, quemando, la llama santa de la locura, que es alimentada por Ágape.
'Por esto, no es necesario querer conquistar América o hablar con las aves, como San Francisco de Asís. Un verdulero en la esquina puede manifestar esta llama santa de la locura, si a el le gusta hacerlo. Ágape existe porque el mundo tiene sed de el'. Petrus me dijo que yo sabia despertar Ágape a través del Globo Azul. Pero, para que Ágape pudiese florecer, no debía tener miedo de cambiar mi vida. Si me gustaba lo que estaba haciendo, muy bien. Pero, si no me gustaba, siempre había tiempo de cambiar. Permitiendo que ocurriesen cambios, me estaba transformando en un terreno fértil y dejando que la Imaginación Creadora lanzara semillas en mi." 


El Peregrino; Paulo Coelho. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario